Consecuencias de una Mala Alimentación

malnutricionUna mala alimentación no solo depende de lo que  comamos sino también de lo que dejemos de comer. Casi siempre  asociamos una mala alimentación, con la cantidad de comida de podamos consumir pero olvidamos que omitar los alimentos también son perjudiciales para la salud.

Los alimentos que comemos son el combustible que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente. Cuando el cuerpo no recibe los nutrientes que necesita, los efectos negativos para la salud sobrevienen. Una dieta pobre puede tener más que consecuencias para el cuerpo físico. La dieta también puede afectar el pensamiento y la función mental.

Consecuencias de una dieta no Equilibrada.

Problemas de Peso

Los problemas de peso, que pueden causar sus propios problemas de salud, son un efecto notable de una mala alimentación. Los problemas de peso se producen cuando se consumen más calorías que el cuerpo necesita para producir energía. Comer una dieta que es insuficiente en calorías puede causar un cuerpo muy bajo peso, la también la desnutrición no significa necesariamente una falta de alimentos, sino que se trata de una falta de nutrientes y puede ocurrir tanto en personas con sobrepeso y como bajas peso.

Problemas Digestivos

Una dieta deficiente puede conducir a problemas digestivos. Por ejemplo, una dieta que carece de fibra dietética puede resultar en la enfermedad y la enfermedad, comenzando con el estreñimiento, aumento de peso y la lentitud. Frutas, verduras y granos enteros son fuentes saludables de la fibra dietética.

Enfermedades del Corazón

Una mala alimentación es un factor que contribuye a la enfermedad cardíaca. Las dietas altas en grasas saturadas, como la mantequilla, la margarina y la grasa animal, causan que las arterias se obstruyan. Una dieta rica en verduras, frutas, granos enteros y proteína magra ayuda a prevenir enfermedades del corazón.

cuidar-el-corazonFalta de Energía

Las dietas que no contienen una cantidad suficiente de nutrientes pueden causar fatiga y falta de energía. Una dieta saludable requiere una cantidad suficiente de proteínas, hidratos de carbono y los cereales integrales que contienen vitaminas y minerales para el buen funcionamiento del cuerpo.

 Diabetes Tipo 2

Los malos hábitos alimenticios pueden conducir a la obesidad, que es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2. Una dieta saludable puede prevenir que ocurra la enfermedad, junto con los efectos secundarios, graves para las personas diagnosticadas con diabetes, se recomienda una pérdida de peso y dieta saludable para prevenir la aparición de diabetes tipo 2.

Sistema Inmunológico Debilitado

Una dieta pobre puede debilitar el sistema inmunológico del cuerpo al no proporcionar los nutrientes que necesita para funcionar correctamente.

Algunas dietas pueden carecer de la calidad nutricional a través de malas decisiones o alimentos de mala calidad. Las dietas deben incluir una cantidad suficiente de ciertos nutrientes, incluyendo zinc, vitamina C, vitamina E, vitamina A, yodo, vitamina B6 y antioxidantes para funcionar correctamente.

Por eso a la hora de someterse a una dieta consulte con un especialista para detectar cuál es su caso específico y así conocer que alimentos debe modificar, incrementar, omitir o remplazar. Hacer dietas sin supervisión profesional puedes ser contraproducente.