Claves para Alimentarse Saludablemente en la Oficina

 ¿Te falta tiempo? ¿Te cuesta organizarte?

Sigue estos consejos para mejorar tus almuerzos en el trabajo. Además de mantener tu peso corporal, una alimentación equilibrada te ayuda a tolerar el estrés y tener la energía suficiente para rendir al máximo en tus actividades.

El primer paso es tomar conciencia e introducir pequeños cambios en el estilo de vida:

  • Almorzar siempre: Por más apurados que estemos, respeta tus tiempos. Date unos minutos para sentarte, masticar, saborear y disfrutar de un plato liviano, lleno de energía y nutrientes.
  • Planifica tus comidas: La clave para tener una alimentación balanceada es organizarse. Al principio de cada semana, compra y lleva a la oficina.
  1. claves oficinaColaciones saludables: lleva una fruta para cada día, yogur, barritas de cereal o galletitas bajas en grasa. Tenlas en los cajones, así evitas comer dulces   y golosinas de tus compañeros.
  2. Ensaladas frescas de vegetales: prepararlas con zanahoria, arvejas, hojas verdes, apio o remolacha. Acompáñalas con proteínas: trozos de pollo o pavo frío, atún al natural, queso sin grasa, tofu o huevo duro. También puedes agregarles arroz integral o legumbres.
  3. Budines o soufflés de verduras: llévalos para reemplazar las empanadas compradas, que tienen muchas grasas tras y harinas.
  • Equipa el escritorio: Tener siempre a la mano agua mineral o saborizada, jugos o gaseosas light, chicles o caramelos sin azúcar. Te ayudarán a calmar la ansiedad y a evitar los picoteos típicos del horario laboral.
  • Reemplazar el café: En su lugar, trata de tomar infusiones más saludables, como el té de frutas o de hierbas.
  • Y, después del almuerzo... ¡A caminar! Por más que tengas que comer en tu escritorio, trata de caminar por unos minutos. Ayuda a hacer digestión, desconectarse de la oficina y aliviar el estrés.